Plantas proteicas en Nettle Empire

Cuando piensas en proteínas, ¿qué alimento se viene inmediatamente a tu mente?

¿Carnes? ¿Huevos?

¡Exacto! A la mayoría de nosotros nos pasa lo mismo.

Pero, en pleno siglo XXI, las reglas y pautas de la alimentación están cambiando, para revelarnos que las plantas son una increíble fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas.

Sí, leíste bien. Las plantas también contienen un elevado nivel proteico, y podemos incluirlas en nuestra dieta de una manera divertida y colorida.

Las proteínas son importantes porque son los componentes básicos de las enzimas y hormonas, y las necesitamos para un correcto desarrollo de los músculos, para fortalecer nuestro sistema inmunológico, al tiempo que reducen los factores de riesgo de enfermedades como las cardiovasculares, e incluso, algunos tipos de cánceres.

Nettle Empire te acerca cuatro plantas con proteínas que no deberían faltar en tu dieta cotidiana.

  • Ortiga

Como no podía ser de otra manera, nuestra querida planta de ortiga se encuentra en el primer lugar de este top five.

No nos cansaremos de repetirlo.

La ortiga contiene vitamina C, K y B, además de minerales como calcio, magnesio y hierro, antioxidantes y aminoácidos que ayudan a combatir los radicales libres.

Además, puedes cultivarla tú misma en alguna maceta de tu jardín  o brindarle un rinconcito en tu huerto urbano.

Puedes preparar exquisitas sopas,  tés o batidos, además de galletas,  pastas y tartas.

Ya no tienes excusas. En nuestro blog, encontrarás exquisitas recetas para que la ortiga y sus beneficios no falten en tu mesa.

 

  • Semillas de calabaza

Los fitosteroles que contienen las semillas de calabaza reducen el colesterol en sangre y disminuyen el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Agrégalas en una ensalada o en un yogurt para obtener una dosis extra de proteínas.

Puedes adquirirlas en cualquier herboristería o prepararlas tú misma.

Para esto simplemente deberás separarlas de la calabaza, colocar unas gotas de aceite vegetal en una fuente y hornearlas durante veinte minutos a temperatura suave.

 

  • Chía

Dos cucharadas de chía contienen cuatro gramos de proteínas, además de vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos.

Fue considerada casi mágica por culturas como la maya y la azteca.

¿Qué te parece comenzar el día con un desayuno a base de chía?

Deberás prepararlo la noche anterior, ya que necesita un tiempo de refrigeración.

Solo necesitarás:

  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 300 ml de leche desnatada
  • Dos cucharadas de copos de avena
  • Una cucharada de miel
  • Media banana

Preparación:

Mezcla en un recipiente la leche y la miel, y después agrega las semillas de chía y los copos de avena.

A continuación, coloca la mezcla tapada en la heladera, hasta la mañana siguiente.

Cuando la retires de la nevera, notarás que la mezcla está más espesa, debido a que las semillas de chía absorben el líquido.

Tu súper desayuno proteico ya está listo, sólo agrégale la banana cortada en rebanadas o cualquier fruta de estación.

  • Quinoa

No te dejes engañar por el tamaño de esta semilla, porque aunque pequeña es muy poderosa.

Estudios recientes han demostrado que la quinoa es una de las pocas semillas que contiene los nueve aminoácidos esenciales, es decir, componentes proteicos, y que son vitales, ya que el organismo humano no los puede sintetizar por sí mismo.

Además, te sorprendera su rendimiento, ya que cuando cocinas una taza, casi por arte de magia, se convierte en tres tazas de quinoa.

Siempre es necesario lavar muy bien la quinoa, antes de cocinarla, para sacarle el sabor amargo.

Luego, en una cacerola coloca agua y mezcla la quinoa, cocinándola a fuego fuerte hasta que hierva, revolviéndola.

Una vez que rompa el hervor, disminuye el fuego al mínimo y cocínala por veinte minutos aproximadamente.

Escúrrela y ya tienes lista la quinoa para preparar exquisitos platos, como estas hamburguesas de quinoa.

Hamburguesas de quinoa

Ingredientes:

  • Una taza de quinoa cocida
  • Una cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 200gr de champiñones picados
  • Una cebolla picada
  • Un huevo batido
  • Una cucharada de salsa de soja
  • ¼ de taza de hummus
  • Ajo picado
  • ¾ de taza de harina de avena
  • Pan de hamburguesa
  • 4 hojas de lechuga
  • Un tomate
  • Aros de cebolla (optativo)

Preparación:

Coloca unas gotas de aceite de oliva extra virgen en una sartén a fuego medio.

Cuando esté caliente, echa la cebolla picada y al cabo de unos minutos, los champiñones picados.

Cuando estén dorados, agrega el ajo picado, apaga el fuego y dea enfriar.

Mezcla en un recipiente la quinoa cocida, el huevo batido, la harina de avena, el hummus y el salteado de champiñones y cebolla.

Forma una masa con todos los ingredientes.

Divide la masa en cuatro, para después darle la forma de hamburguesa a cada una de ellas.

Envuelve cada una de ellas con un papel film, y llévalas a la nevera por veinte minutos.

Unos minutos antes de retirarlas de la nevera, calienta el horno a 225°y coloca en una fuente para horno, previamente engrasada con spray vegetal, los cuatro hamburguesas, cocinándolas por veinte minutos aproximadamente.

Monta las hamburguesa en tus panes, añade tomate y lechuga, (salsa).

Ya tienes lista tus hamburguesas de quinoa.

¿Cuál de estas plantas con alto contenido de proteínas piensas incluir ya mismo en tu dieta del día?

¿Conoces alguna otra planta que sea una fuente de proteínas? Déjanos tus comentarios.

 

Facebookpinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Boletín Ortiga & Rami

“Nettle Empire, no está satisfecho con la sabiduría convencional. Es explorador apasionado. Busca incansablemente para descubrir lo mejor que la naturaleza tiene para ofrecer.”

Follow Us

Facebookpinterestinstagram