Archivos

Cellulite ama tu cuerpo

Cinco días para amar (aún más) tu cuerpo

Cuando vemos en las redes sociales un cuerpo perfecto, musculado, tonificado, especialmente sin celulitis, muchas veces no suele mostrar la realidad. Afortunadamente, se empieza a concientizar sobre la necesidad de mostrar cuerpos reales por el impacto que puede tener.

Un cuerpo perfecto

¿Qué es realmente un cuerpo perfecto? La pregunta es tan insignificante como vana… Varia entre hombres y mujeres. Pero mi opinión, un cuerpo perfecto es el de la persona que queremos. Los otros cuerpos, ¡pues para las campañas publicitarias! Con esto, no quiero decir que no existen cuerpos perfectos pero la mayoría de nosotros, tenemos esas pequeñas “imperfecciones” que nos hacen únicos.

Imperfecciones

La vida es demasiada corta para preocuparse por algo tan insignificante como las imperfecciones, ¿no crees? Celulitis, flacidez, opiniones negativas de los demás, seguir el patrón de la sociedad. Sólo depende de nosotros, aceptarnos y disfrutar de la vida al máximo. Sin embargo, si quieres cambiar esas imperfecciones, ¡hazlo! Nos centraremos en lo que es la imperfección, llamada celulitis…

¿Qué es la celulitis?

Si crees que la celulitis, no pertenece al cuerpo perfecto, te equivocas. La celulitis está relacionada con una acumulación local de grasa y un cambio en el tejido adiposo en ciertas áreas de tu cuerpo (perfecto). Afecta esencialmente a las mujeres por las variaciones hormonales femininas, con o sin sobrepeso, y se manifiesta en regiones específicas del cuerpo. En la parte posterior de los muslos, las nalgas, el abdomen y la parte superior de los brazos. La celulitis ocurre casi exclusivamente en mujeres. Su piel es más delgada que la de los hombres, por eso, se ven más las irregularidades de los tejidos cutáneos profundos. Dentro de la hipodermis, las células adiposas o los adipocitos están alojados en pequeños compartimentos. Si aumenta el número y el volumen de los adipocitos, estos pequeños compartimentos se hinchan. La superficie de la piel queda abollada, de ahí las expresiones “piel de naranja”. La celulitis se ve agravada por trastornos de la circulación sanguínea y linfática.

Tipos de celulitis

Celulitis acuosa: Suave y difusa, es solo ligeramente visible. Se debe principalmente a problemas circulatorios. La celulitis en sí misma no es dolorosa, pero se acompaña de una sensación incómoda de piernas pesadas e hinchazón (retención de agua).

Celulitis adiposa: Suave, indolora, localizada, esta celulitis generalmente se asocia con una dieta deficiente y falta de actividad física.

Celulitis fibrosa: dura y dolorosa al tacto tiene una apariencia desigual (“piel de naranja”) que se manifiesta con un tono más oscuro. Es una celulitis “vieja” profundamente instalada en los tejidos.

Factores de la celulitis

Las hormonas femeninas, que juegan un papel clave en el proceso de almacenamiento de grasa. Una dieta demasiado rica en sal, azúcares, grasas saturadas, poca fibra dietética y poco deporte favorece la aparición de la celulitis. Trastornos circulatorios, el retorno venoso deficiente, la insuficiencia linfática, las alteraciones microcirculatorias y la retención de líquidos se asocian frecuentemente con la presencia de celulitis. La falta de ejercicio físico, es decir, los músculos de las piernas actúan como bombas que promueven el retorno venoso. Solicitar estos músculos promueve la buena circulación sanguínea. Por el contrario, la actividad insuficiente conduce a una desaceleración de la circulación sanguínea, o incluso trastornos de la circulación sanguínea. Fumar disminuye la oxigenación de los tejidos y promueve el envejecimiento prematuro de la piel. El estrés promueve la retención de agua. Tomar anticonceptivos orales o ciertos medicamentos (tratamientos hormonales, antihistamínicos, corticosteroides).

La celulitis no está relacionada sistemáticamente con el peso. Afecta de la misma manera en mujeres delgadas que en mujeres con sobrepeso. El sobrepeso, sin embargo, ayudaría a hacerlo más evidente.

En la mujer

La naturaleza está bien hecha y el cuerpo de la mujer está diseñado genéticamente para almacenar grasa y satisfacer las crecientes necesidades del cuerpo durante el embarazo y la lactancia. Nos gusta o no, la grasa que se encuentra en las caderas, los muslos y las nalgas es un área de almacenamiento natural. Las hormonas femeninas, el estrógeno y la prolactina (durante el embarazo) estimulan la acumulación de grasa. Períodos de alta actividad hormonal: la pubertad, el embarazo, la lactancia materna, la menstruación, la menopausia y los tratamientos hormonales generalmente promueven la formación de la celulitis.

Remedios naturales Infusión de ortiga en Nettle Empire

Aquí ataca la ortiga… La ortiga te podrá ayudar a combatir la mala circulación, de un malo sistema linfática o problemas hormonales. Elimina las tóxinas y facilita el drenaje, lo que permite deshacerse de la celulitis y tonificar la piel de manera natural. Recuerda también que la ortiga es una excelente aliada para regularizar las hormonas y, por eso te puede ayudar a mantenerlas equilibradas. Fácil y, ¡rápido! En forma de infusión, ahora que hace calor, puedes disfrutar de una infusión fría resfrescante que podrás beber a lo largo del día. Hacer ejercicios por la mañana y relajación por la tarde.

 

La vida es bella

Cuerpo pequeño, flaco, relleno, grande, moreno, blanco o peludo, ¿a quién le importa? La vida es corta por preocuparse de la apariencia de tu cuerpo de manera obsesiva. ¡Eres guap@ y ya está! ¡Acepta tu cuerpo y dile “m…..” a tus complejos! Mira algunas razones…

Pasa tiempo con los tuyos, familares, amigos, haz cosas divertidas en vez de pensar en el cuerpo que te gustaría tener…

Sé san@. Al final cada uno de nosotros tenemos una constitución y metabolismo. Si tu médico no te aconsejó perder peso entonces, deja de comerte el “coco”.

Haz deporte de vez en cuando para sentirte bien y mantener ese equilibrio. Darse unos caprichos a veces, nunca mató a nadie.

Deja de querer aparecer a alguien sino a ti. La apariencia es algo superficial y efímero.

El cuerpo perfecto, no existe. Comer deberia ser un placer.

Hay mucho más cosas que conseguir en la vida que preocuparse en quitar sus “michelines”

¡Be You’Tiful y sé felíz! 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Inscríbete a nuestro e-Magazine de noticias y promociones








error

¿Te ha gustado?¡ Compártelo!

Follow by Email
Facebook
Facebook
Pinterest
Instagram