Archivos

Alimentación saludable y equilibrada

6 consejos para una alimentación equilibrada y saludable

Según Wikipedia, una dieta saludable y equilibrada ayuda a mantener o mejorar la salud general. Una buena alimentación proporciona al cuerpo los nutrientes esenciales: líquidos, aminoácidos esenciales, proteínas, ácidos grasos, vitaminas, minerales y suficientes calorías. Una dieta saludable puede satisfacerse con una variedad de alimentos de origen vegetal o animal. Proporciona la energía necesaria sin exponerse a la toxicidad o al aumento de peso excesivo debido al consumo excesivo. Una dieta equilibrada (además del deporte) también es importante para reducir los riesgos para la salud, como la obesidad, las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2, la hipertensión y el cáncer.

De todo con moderación

La mayoría de los regímenes conlleva a privatizar el placer de comer. Muchas veces en productos idénticos pero, uno “entero” y otro, llamado “0%”, sólo existe un 20% de calorías menos. Menos calorías y menos sabrosos. Entonces, en vez de privatizarse del placer de comer, aprende a complacerte con moderación. Diría, sé tolerante contigo mismo y disfruta de la comida pero siempre, con moderación.

La rutina de comer es primordial

Tu organismo tiene sus referencias. Cuanto más tengas una rutina en comer a la misma hora, tu cuerpo dejará de acumular grasas. Las enzimas digestivas y la producción de hormonas tienen lugar en horarios fijos, dependiendo de tus hábitos alimenticios. Por lo tanto, tu cuerpo se “pierde” si te saltas una comida o te privas más de la razón. Tu cuerpo se defenderá y aprenderá a almacenar más en la próxima comida, incluso si se basa en una dieta saludable y equilibrada. Esto se denomina efecto yo-yo, y es por eso que, después de una dieta demasiado restrictiva, a menudo recogemos más de lo que perdimos.

Tu enemigo el azúcar

Los edulcorantes han tenido su momento de gloria, ahora se ha demostrado que también son malos para la salud. El cerebro tarda en promedio tres semanas para deshacerse del azúcar, ¡así que ya sabes! Sobra decir que ingiriendo mucho azúcar, es malo para tu salud. Además, tu cuerpo no sabe qué hacer con él, entonces lo almacena y se convierte en temibles capitones.

Verde, ¡te quiero!

No tenemos tiempo y tenemos tendencias a ir por la comida rápida. Que sepas que están elaborados con muchos azucares y grasas escondidos y eso hace que tu cuerpo se vuelve ácido. Es decir, cogida de peso, fatiga, dolor corporal, celulitis, etc… No pararemos de decirte, que los productos verdes, ricos en enzimas, en vitaminas, y en fibras,  son tus aliados para re-equilibrar la acidez de tu cuerpo.

Pequeñas cantidades

Fraccionar tus comidas (pequeñas cantidades) a lo largo del día puede ser eficaz, si tienes días largos. Es decir, si te levantas muy pronto y vuelves a casa muy tarde. Elige productos ricos y saciantes, acompañados de una bebida, tal como un té, agua o café para rehydratar tu cuerpo. Eso hará que ralentizará tu digestión. Con esto, evitarás picar entre comida y comer demás.

Carbonos de hidratos

Si no eres celiaco, obviamente, puedes ingerir cereales y legumbres para darte energía. En contrario a lo que la gente cuenta, los hidratos de carbonos, son indispensables ya que proporcionan energía natural a tu cuerpo y, no esos azucares malos de bollería industrial. Su asimilación es lenta y progresiva dándote energía estable a lo largo del día, evitándote picar entre comidas.

Tener una alimentación equilibrada y saludable es fácil. Intenta al ser posible, cocinar o comprar productos de temporadas en vez de comprar platos preparados. Contienen un montón de vitaminas y minerales y, evitarás arruinarte en comprar las vitaminas en pastillas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Inscríbete a nuestro e-Magazine de noticias y promociones